Nueva orden ejecutiva de inmigración, ahora qué?

Me es un tanto difícil escribir de política ya que usualmente no lo hago tan abiertamente. Lo que es yo, trato de mantener una vibra más positiva dentro de mis redes sociales porque siento que ya estamos inundados de política y situaciones incómodas por doquier. Sin embargo, en muchas redes sociales, sobretodo en Facebook, las noticias de política abundan. A muchos no les gusta hablar del tema tanto como a otros, pero a veces es imposible evitarlos ya que muchos de nosotros, nuestros familiares y/o nuestros amigos estamos o podemos ser afectados por los últimos acontecimientos referente a inmigración, sí, hablo de las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Donald Trump abordando leyes y/o normas migratorias.

El 21 de febrero, el presidente firmó una nueva orden ejecutiva en dónde se estipula que el gobierno debe deportar a más inmigrantes indocumentados, no solo a aquellos con record criminal. Esta nueva orden establece que habrá más deportaciones rápidas lo que haría que el gobierno gaste menos fondos federales en los centros de detención al retener menos inmigrantes.

Hasta ahora, El Departamento de Seguridad Nacional puede deportar rápidamente a inmigrantes indocumentados que se encuentren dentro de un límite de 160 kilómetros de la frontera y que hayan estado no más de 14 días en territorio Estadounidense. Pero ahora, una vez que el secretariado del DHS (por sus siglas en inglés) publique en el Registro Federal esta nueva orden, que extiende las deportaciones expeditadas a personas que han vivido hasta dos años en el país sin documentos, las autoridades correspondientes podrán detener y deportar rápidamente a los que caben dentro de esta nueva política.

Hoy en día, hay mucho temor en la comunidad de inmigrantes. Incluso aquellos que tienen delitos menores corren el riesgo de ser deportados. El presidente  también quiere reforzar el programa 287g haciendo que autoridades como los oficiales y alguaciles de la policía local colaboren con ICE y sus deportaciones, pero muchas ciudades santuario y algunos estados han demostrado su rechazo a tal política.

Solo aquellos que cuentan con DACA están bajo protección según las autoridades, pero hace unos días vimos que una dreamer fue detenida porque no había renovado a tiempo su acción diferida. Me atrevo a decir que hoy por hoy más vale prevenir que lamentar y hacer las renovaciones de DACA a tiempo para que no sucedan más detenciones como esta.

Me queda solo dar mi opinión y consejos al respecto. Mientras no seamos ciudadanos, estamos en un país ajeno. Si bien es cierto nadie merece vivir con temor y ya hemos hecho de este país nuestra casa, hoy más que nunca debemos de tratar de llevar una vida ordenada y alerta y no exponernos a situaciones en las que podríamos salir perjudicados. Incluso algunos residentes no están garantizados la entrada a este país si han cometido algún delito. Queda aprender e informar a nuestra comunidad de cuáles son nuestros derechos. Recordemos que aún no todo está dicho y que este gobierno es temporal. ICE está llevando a cabo su labor aunque no nos guste. Mientras la comunidad de inmigrantes se mantenga unida e informada, sabremos defendernos.

Sources: nytimes.com, dhs.gov

Chadwick BurnawComment