¡Mamá! ¡Feliz Día!

¡Mamá! ¡Mami! ¡Madre!

Que gran bendición poder pronunciar estas palabras todos los días o tan siquiera algunas veces ya sea por teléfono, por video llamada, o por cualquier medio en el que te comuniques con tu madre y ella te pueda escuchar.

    Dicen que no hay amor más grande que el de una madre y concuerdo con ello. Afortunados aquellos que hemos experimentado y/o seguimos experimentando ese amor. Definitivamente le debemos mucho a esas mujeres fuertes que hicieron y hacen lo mejor que pueden para que nuestras vidas sean mejor que las de ellas.

    Nuestras madres son factor clave en nuestro desarrollo personal desde que nacemos. Ellas influyen mucho en nuestra personalidad e identidad a lo largo de nuestras vidas. Gracias a ellas muchos somos lo que somos ahora. Ellas inspiran y son el pilar emocional de toda familia.

    En el día de la madre, muchos rinden homenaje a sus madres de una manera especial para hacerles saber y recordar cuán importantes son ellas en sus vidas.

Y por supuesto, también muchos hombres rinden homenaje a sus esposas por ser madre de sus hijos. Si le preguntan a una madre que quiere de regalo, muchas veces puede que diga que lo más importante es tener a toda su familia reunida y con salud. Esa unión y demostración de amor entre sus seres amados es lo  que ella más anhela y valora. La madre es feliz si los hijos son felices y viceversa. A ningún hijo (a) le gusta ver a su madre triste.

    En esta fecha especial, aunque ya lo sabemos, me atrevo a invitar a todos los hijos, hijas, esposos, amigos, amigas y familiares de esas madres fuertes y guerreras a demostrar no solo con regalos materiales si no con gestos, abrazos, hechos y palabras el amor que sienten por ellas.

Un abrazo bien fuerte, un beso, una sorpresa, una canción, rosas, una cena, fotos, videos entre ustedes juntos, momentos de calidad, tiempo con ellas es lo mejor que le pueden brindar, ellas aman pasar tiempo con ustedes, sus hijos y sus seres amados. Ya no solo son mujeres, ahora son mamás y sus corazones y mentes funcionan de una manera casi milagrosa y llena de mucho amor. El pasar momentos bellos con ellas no solo es un regalo para ellas pero para ustedes mismos también, aunque algunos no se den cuenta.

    ¡Cuánto diera yo por tener la voz de mi madre grabada en algún video o audio!

Por tener algo de eso que la tecnología ofrece hoy y que hace 7 años atrás no tuve para poder guardar un recuerdo así de mi mama. No pretendo dar pena ni nada por el estilo pues no me victimizo y no es mi estilo. Sin embargo, yo que perdí a mi madre a los 18 años de edad me siento en la posición de recordarles que la vida nos toma por sorpresa y que lo que hoy está puede que mañana no. A nadie le gusta hablar acerca de la pérdida de una madre y lo entiendo, parece anormal, no es común, no estamos acostumbrados a eso, pero a algunos les ha pasado. La muerte de los padres es algo natural que ha de pasar pero nadie quiere imaginarse ni pensar en ello nunca de preferencia. Lo feo del tema es que creemos que se irán de viejitos y a veces no es así.

    Por ello, demuestra tu amor, no seas apático(a) con tu mamá, cuéntale un poco más de ti y tu vida adulta. Apuesto que algunos no comparten mucho con su madre como cuando eran más jóvenes, y  la verdad es que cosas así son aquellas de las que te podrías arrepentir después.

    Realmente, ruego a Dios que sus madres estén el mayor tiempo del mundo posible al lado de ustedes. A nadie le deseo una pérdida precoz, podría enumerar en qué momentos aún siendo adolescente y/o joven necesitas a tu mamá, pero lo dejaré para otra ocasión.

    Crea momentos, comparte momentos, habla más con ella, pídele su opinión, cuéntale un secreto, salgan juntos (please, do not take her for granted), no solo el día de las madres, siempre haz que se sienta partícipe en tu vida, amada, respetada y valorada por ti. Son humanas, no son perfectas, pero si fueron destinadas a traernos al mundo es porque mejor persona que cada una de ellas para cada uno de nosotros y el propósito que tenemos en esta tierra no pudo haber.

    Feliz día de las madres!

Si la tienen, denle un abrazo fuerte. Si no está aquí, rinde homenaje a una madre cercana a ti que admires y  valores mucho. Por alguna razón ella está en tu vida.

JOIN US EACH AND EVERY SUNDAY!

Chadwick Burnaw